leila guerriero principal

Teoría de la gravedad: Leila Guerriero e Isaac Newton en la cuerda floja

La chica con pelo moreno y brazos en cruz, intenta mantener el equilibrio de su vida, avanzando por la cuerda que ella misma dibuja con lápiz. Un hilo, a veces tenso; otras, flojo. La chica es Leila Guerriero y está en la portada de su nueva obra: Teoría de la gravedad. En ese libro, que recoge las columnas de opinión más personales escritas en El País durante los últimos cinco años, Guerriero se asoma a los grandes misterios de la vida desde la ventana pequeña que ofrece un diario. Todo ello desde un periodismo literario que aborda una única metodología: ir, ver, escuchar y contar.

Las historias están escritas con voz en primera persona y siempre con la misma extensión: folio y medio que, no casualmente, acaban en verso. Como en “Comulgar”, que termina así: “Para sentir, parafraseando a Clarice Lispector, que soy más fuerte que yo misma. ‘Vengo de comulgar y estoy en éxtasis/ aunque comulgué como un ahogado’, escribió el poeta argentino Héctor Viel Temperley”.

La obra editada y publicada en España es de una prosa feroz y precisa que rompe con los esquemas tradicionales y despierta de golpe al lector “buscando un drama en cada relato”, como ella misma explicó durante la presentación del libro en Madrid. Una temática que abarca la propia existencia humana. Teoría de la gravedad es una colección de columnas periodísticas que, ordenadas, se convierten en pura poesía. Así, la autora, crea un estilo propio, un “género guerrero” —como lo calificó Mercedes Cebrián en la Librería Alberti de Madrid durante dicha presentación de la obra—. Una Guerriero que se desnuda ante el lector describiendo su propia narrativa como un deporte: correr. “Corro para no llegar a ninguna parte. Corro para escribir. Corro porque escribo. Porque es igual de inútil, igual de necesario, igual de pavoroso”, dijo.

“Corro para no llegar a ninguna parte. Corro para escribir. Corro porque escribo. Porque es igual de inútil, igual de necesario, igual de pavoroso”

Guerriero, una de las grandes firmas del periodismo narrativo latinoamericano, asegura que escribe mirando a la gente por la calle y e la soledad de su casa, escuchando a la banda británica de rock Joy Division y leyendo a la escritora estadounidense de ficción Lorrie Moore. No inventa porque “la realidad es mucho mejor que la ficción”. Explora sin miedo un universo apagado, solitario y, en ocasiones, doloroso. Un universo que ‘a priori’ parece suyo pero que, cuando cierras el libro, se convierte en tuyo y donde el “yo” más personal e individualista se transforma en un sentimiento compartido.

Teoría de la gravedad es una obra en la que la vida, como en la fórmula de Newton, también cae por su propio peso, sin necesidad de aplicarle ninguna fuerza. Espontáneamente, como aquella chica con pelo moreno y brazos en cruz que intenta mantenerse en su propio equilibrio, aunque siempre aterrice de pie.

 

Sandra Lázaro (@sandralazaro_) es periodista. Se puede leer su “biografía en construcción” aquí: www.unblogmuyabsurdo.com/

 

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *