20170822_052020

Gabi Martínez persigue Animales invisibles en un mundo cada vez más pequeño

Gabi Martínez comenzó un monumental proyecto periodístico siguiendo los pasos del Abominable Hombre de las Nieves. Animales invisibles es un libro editado por Capitán Swing en colaboración con Nórdica Libros en donde se relatan los viajes alrededor de los cinco continentes de Martínez mientras busca a seis animales de leyenda, extintos o difíciles de ver: el Picozapato, la Gran Barrera de Coral, el Yeti, el Moa el Tigre coreano y la Danta. Es también un proyecto audiovisual (ver el video más abajo) y la perspectiva de un nuevo libro ahora con 50 “animales invisibles” e ilustraciones de Ester García, así como la colaboración del arqueólogo Jordi Serrallonga.

La idea para Animales invisibles vino inoculada, como una enfermedad tropical, en otro libro, su novela gráfica Sólo para gigantes (Atisberri Ediciones, 2012). Allí relata la historia de Jordi Magraner, un zoólogo valenciano que dedicó 15 años de su vida a buscar nuevas especies de animales en el Hindú Kush y a seguirle la pista al Yeti, pero que murió en el intento, no porque el animal fabuloso lo atacara, sino por la violencia de un grupo de extremistas musulmanes. El trabajo sobre el hombre que se había obsesionado con un animal que nadie podía ver recordó a Martínez sus propios intereses: años atrás había estado en Uganda para hacer un libro de viajes sobre el río Nilo y allí se encontró con una reserva natural donde el picozapato era la estrella, aunque no podía verlo porque estaba rodeado de animales salvajes, como tigres y leones. Pronto, a las imágenes del picozapato y del Yeti se unieron preocupaciones más antiguas: desde 2006 había comenzado a preguntarse por el impacto del calentamiento global sobre la Gran Barrera de Coral, que la gente tiende a confundir con un enorme mineral, cuando, en realidad, se trata del único organismo vivo visible desde el espacio exterior. Luego, solo le bastó escuchar que detrás de las nubes de Nueva Zelanda se escondía el pájaro Moa, que en Corea del Sur parecía haberse extinto un tigre aborigen y que en las selvas de Venezuela habita el tapir, el animal sobre el que cabalga el cuerpo desnudo de la diosa María Lionza. Tenía que conocer a todos esos animales. Con estos seis personajes Martínez construyó un bestiario particular.

“Si aceptamos que lo visible forma parte del ruido y lo invisible se relaciona con el silencio, podríamos convenir en que nunca ha habido más ruido que ahora, escribe Martínez en la introducción a Animales invisibles: “Vemos cosas distintas sin parar, muchas nos llegan por vías artificiales y a espasmos, desligadas unas de otras o desmintiéndose mutuamente, pero son cosas que en cualquier caso están ahí y, para millones de personas, eso significa que existen”.

 

El mundo que oculta un animal.

La invisibilidad de los animales que persigue Martínez exterioriza rasgos, a veces sórdidos, de las culturas donde habitan. En una conversación telefónica donde nos referimos al tema, el periodista señala que las comunidades se definen tanto por el trato que tienen los seres humanos entre sí, como por el que tienen con otras especies. Martínez es hijo y nieto pastores y fue criado rodeado de animales domésticos. Por eso le chirría que el 84 % de las razas ganaderas autóctonas de España está en peligro de extinción. “Mientras hablamos de cuánto queremos a España, estamos dejando que se muera lo más esencial de nuestra tierra como son sus animales”, se lamenta.

Pero, en el fondo, no le extraña. Sabe que se dedica a un oficio que interesa poco en su país: “Después de la Guerra Civil Española perdimos la curiosidad por lo que está fuera de la península; no deja de ser interesante esto, en un país cuyas referencias literarias son Don Quijote, un aventurero por antonomasia, y los Cronistas de Indias. ¿Por qué hoy todas nuestras referencias a los libros de viajes son extranjeras? Las culturas modernas se definen por la curiosidad que tienen quienes no son como ellos. Mientras tanto, nosotros estamos absortos en la patria y en España y nos limitamos a mirarnos el ombligo y a debatir sobre a quién pertenece la tierra”. La misma curiosidad de periodista de viajes fue que impulsó su carrera tras el picozapato y la danta lo dirige en su más reciente aventura: seguir los pasos del Macaco León de la India, el Marsupial Mala de Australia o el Oso Perezoso de Argentina. Martinez ha ido a meterse en el escondite de seres que hablan sobre el valor originario del planeta que los seres humanos se empeñan en devastar.

 

Michelle Roche Rodríguez (@michiroche) es narradora, periodista y crítica literaria. Es autora del libro de relatos Gente decente (Premio Francisco Ayala, 2017) y del ensayo Madre mía que estás en el mito (Sílex, 2016). Su página web es http://www.michellerocherodriguez.com

 

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *