Invitación Centauras y Enfadadas

Centauras y enfadadas: El poder de las voces femeninas

La exasperación de las mujeres ha tomado una dimensión universal. Durante décadas ellas se habían tragado la mentira de que sus derechos civiles estaban más adelante de lo que habían avanzado en realidad y de esa manera habían renunciado a su derecho a indignarse. Pero entonces, el pueblo de los Estados Unidos hizo lo impensable: eligió a Donald Trump como su presidente, el hombre que despreciaba públicamente a las mujeres y que se jactaba de “agarrarlas por el coño”. Fue allí cuando las ciudadanas de ese país se dieron cuenta de que, en el fondo, ese tipo tan horrible que parecía un personaje de caricaturas era la imagen del descrédito y la falta de respeto que mantenía al sistema de poder político en su país. Lo que ha venido luego es un tour de force entre un grupo mayoritario sojuzgado, el de las mujeres, y el sistema patriarcal que representa el presidente, pero que se manifiesta en hombres como Harvey Weinstein, Bill Cosby y Charlie Rose, que han caído en desgracia al descubrirse sus manipulaciones del poder para acosar y maltratar a mujeres.

Pero no son solo las estadounidenses.

En todas partes del mundo las mujeres comenzaron a tener revelaciones semejantes. En España, la sentencia del caso de La Manada ha sido el catalizador de una indignación que ha llevado a las mujeres a cuestionar cuál es su papel en la sociedad y si se sienten representadas dentro el aparato de poder político a través de marchas, concentraciones y manifestaciones. En la sentencia sobre la violación en grupo acaecida durante las fiestas de San Fermín en julio de 2016 queda asentado que el crimen no tenía indicios de agresión e imputa a los acusados por abuso sexual y no por violación. Una ola de indignación sacudió la opinión pública española y los colectivos feministas lograron involucrar a hombres y mujeres en protestas multitudinarias que se organizaron por todo el país.

En América y Europa, pero también en el Medio Oriente y en África, un nuevo concepto de feminismo está emergiendo desde desde el enfado y la indignación, desde siglos de relaciones tóxicas con los hombres, que van desde los extremos de la banalización y el desprecio intelectual hasta la cosificación y la agresión sexual.

La reflexión sobre la necesidad de establecer una igualdad real entre los géneros se ha convertido en un tema fundamental de la literatura contemporánea en varias partes del mundo. La española Marta Sanz es una de las escritoras más interesadas en este tema. La ganadora del Premio Herralde de 2016 con la novela Farándula ha publicado recientemente el breve ensayo titulado Monstruas y centauras: Nuevos lenguajes del feminismo donde reflexiona sobre la necesidad defender la lucha feminista de la simplificación y la comercialización y de la aterradora posibilidad de que el capitalismo, cuya estructura de poder tanto daño ha hecho a las mujeres, termine por absorber y reformular las demandas de igualdad.

Capitán Swing es una editorial dedicada a la publicación de los géneros de narrativa y ensayo con el objeto de ofrecer herramientas para el riguroso análisis de las relaciones políticas y sociales a lo largo de la historia, con la finalidad de “comprender el actual estado de las cosas”, según señalan en su página web. El catálogo de la empresa dirigida por Blanca Cambronero cuenta con varias publicaciones que permiten entender las repercusiones del feminismo en el mundo, entre ellas El himen y el yihab: Por qué el mundo árabe necesita una revolución sexual de Mona Eltahawy y Los hombres me explican cosas de Rebecca Solnit. Este último título ganó en 2017 el Premio Ensayo del Año que otorga el Gremio de Libreros de Madrid. Más recientemente publicó Buenas y enfadadas: El poder revolucionario de la ira de las mujeres de la periodista estadounidense Rebecca Traister (puedes leer nuestra reseña aquí). El libro dialoga muy bien con el escrito por Sanz y citado antes, Monstruas y centauras. O por lo menos esa es la idea de la directora de Colofón Revista Literaria, Michelle Roche Rodríguez, quien ha invitado a Sanz y a Cambronero para que conversen sobre la posibilidad de que desde la fuerza universal del feminismo puedan esperarse cambios. Como ambas aceptaron, la mesa está servida para la tertulia.

¿Pueden la literatura y la indignación combinarse para ofrecer respuestas a los problemas?, ¿puede el enfado de las mujeres diseñar una nueva estructura social?, ¿qué papel están llamadas a jugar las voces femeninas en el futuro de las repúblicas? Estas preguntas y muchas más serán la materia de la conversación entre Sanz y Cambronero. Actuará como moderadora Roche Rodríguez. Monstruas y centauras es una actividad enmarcada en el ciclo de actividades, #Colofón al Mes de la Mujer, y ha sido diseñada por la revista en sociedad con la Librería Cervantes y Compañía, la cual nos abre un espacio en sus célebres encuentros para tomar vermú de los sábados por la tarde.

La cita es para el sábado 30 de marzo a partir de las 12:30 horas en Cervantes y Compañía, Calle del Pez 27, 28004.

La actividad es gratuita, pero puedes reservar tu puesto por Eventbrite. Todas y todos están cordialmente invitadas e invitados.

 

 

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *