fbpx
jardin el bosco

El Bosco llega a su quinto centenario

La lucha moral interna entre el bien y el mal que desde tiempos de San Agustín se convirtió en la obsesión del cristianismo encontró en El Bosco uno de sus más esforzados productores de íconos. A pesar de que se sabe poco de su vida, su trabajo es popular por su angustioso simbolismo fantástico y su imaginería de la dicotomía entre bien y mal sobre la cual se alza el edificio moral del catolicismo.

La obra más famosa del pintor nacido en 1450, El Jardín de las Delicias, es testimonio de su afán por reeditar los códigos de la religión que en tiempos posteriores a la Reforma iniciada por Martín Lutero acometía una profunda revisión. Como la devotio moderna que promovía la vida ascética, el flamenco bautizado como Hieronymus Bosch promovía la convicción de que era necesario evitar el mal para ganar el Reino de los Cielos. Se trata de un enorme tríptico cuyo mensaje se expresa en tres enormes paneles: el primero dedicado al Mito de la Caída, el segundo es una suerte de mundo al revés donde se ilustra la facilidad que el mundo ofrece para pecar y, el último, una descripción del infierno sólo comparable a las pesadillas de Dante Alighieri.

El quinto centenario de la muerte de este pintor que en vida fue conocido como “El Creador de Demonios” se ha convertido en motivo para múltiples homenajes, entre los cuales se encuentra una exposición en el Museo del Prado en Madrid, una de las más detalladas hechas hasta la fecha, así como varias ediciones de textos críticos de sus cuadros. A este grupo pertenece el libro Hieronymus Bosch: Visiones y Pesadillas de Nils Büttner, publicado por Alianza Editorial, el cual parte de nuevas fuentes documentales sobre su obra, así como del análisis de las pinturas que hasta ahora se ha determinado que fueron hechas por él, puesto que desde su época fue un artista muy imitado.

La obra escrita por el profesor de Historia del Arte en la Academia Estatal de Arte y Diseño de Stuttgart en Alemania recorre los principales temas de la pintura de El Bosco estableciendo relaciones con la biografía del artista. “El Bosco no utiliza su modo casi emblemático de representar las figuras para que lo abstruso, obsceno y pornográfico se convierta en una invitación a que el espectador mire con atención, se regodee o se excite, sino que es una invitación al estupor y la reflexión”, escribe Büttner: “El jardín de las delicias invitaba al espectador a meditar sobre su propia moralidad y el canon de valores cortesanos, al relacionarlos con la materia de la obra. Este contexto explica mucho de lo que parece tan misterioso en los cuadros del Bosco”.

Como el hombre-árbol que aparece en muchos de sus cuadros, El Bosco aparece en Visiones y pesadillas como un hombre de su época que nos mira desde el infierno para recordarnos la necesidad de controlar nuestras pasiones, practicar el desapego a los bienes materiales, rechazar el pecado y desaprobar los excesos de las fiestas populares con el objeto de mantener los cuerpos, prisiones carnales del alma –para añadir un giro agustiniano–, limpias del mal. 

“En lugar de escenas oscuras y fantásticas de un infierno poblado de extraños seres híbridos, ahora el énfasis se pone en temas más tradicionales de la iconografía cristiana. Muchas obras que en su momento se consideraron fundamentales han pasado a atribuirse a imitadores o admiradores. Como resultado, las muchas interpretaciones basadas en la biografía y psicopatología  del artista se cuestionan cada vez más, pues se oponen a la gran abundancia de pruebas documentales que nos proporcionan indicios de la vida cotidiana del Bosco”, explica Büttner. Este cambio de mirada hace que la publicación sea una de las lecturas más originales de entre las que ahora proliferan en las librerías. Un aporte interesante a la renovada discusión que desde hace quinientos años entablamos sobre El Bosco.

Michelle Roche Rodríguez (@michiroche) es narradora, periodista y crítica literaria. Es autora del libro de relatos Gente decente (Premio Francisco Ayala, 2017) y del ensayo Madre mía que estás en el mito (Sílex, 2016). Su página web es http://www.michellerocherodriguez.com

 

Tags:
0 shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *